EL

EL, fue un proyecto de diseño interior que se complementó con decoración y diseño de muebles de un departamento con una vista privilegiada de la ciudad, ubicado en el sector Quiteño libre en la ciudad de Quito. 

El concepto de este proyecto fue integrar los espacios, tanto sociales, como privados, creando espacios funcionales en toda el área del departamento. Inicialmente, el departamento tenía dos dormitorios, un master y un dormitorio pequeño, sin embargo nuestra cliente vive sola entonces sugerimos darle un doble funcionamiento al dormitorio dos. En este espacio, propusimos utilizar una cama de una plaza para darle el funcionamiento de un sofá al día a día, y en el caso de que ella tenga visitas, podía utilizarlo como cama. Implementamos repisas en la pared para almacenamiento y apoyo, y un escritorio y silla para brindarle el espacio de trabajo independiente que ella necesitaba. 

Su dormitorio fue un caso muy especial, ya que tenía muchas piezas únicas como una alfombra que nuestra cliente trajo de Marruecos, de esta manera decidimos no quitarle protagonismo a esta pieza, y diseñamos una cama a la medida, tapizada con una tela suave, neutra y delicada. Adicionalmente, agregamos ciertas piezas de arte, colocamos dos veladores nuevos con dos lámparas diferentes para darle movimiento al espacio y convertimos una almohada que ella tenía en un pie de cama. 

En cuanto al área social, nos enfocamos en utilizar materiales ligeros para que le otorgaran fluidez al espacio y no lo sobrecargara a la vista como, el vidrio que se utilizó para el tablero de la mesa de comedor, que genero un equilibrio con la base de acero dorado y su forma redonda, que brindo amplitud al espacio; lo que nos permitió utilizar un sofá de tres puestos para la sala. 

Utilizamos mucha madera, con toques de mimbre y cuero para darle personalidad al espacio y sobretodo un estilo chic y bohemio que nuestra cliente buscaba, y como complemento a este estilo, incorporamos piezas heredadas y únicas como la alfombra que luce en su sala. El enfoque principal fue destacar estas piezas creando un espacio atemporal, usando muebles estilo mid century como la silla tejida, que muestra líneas rectas y sofisticadas. 

Para la iluminación, utilizamos lámparas colgantes con personalidad, que nos ayudaron para diferenciar cada espacio.