LOBBY ANTISANA

El Edificio Antisana fue construido en los años 80 por el Arquitecto, Rafael Vélez. 

En este edificio actualmente se manejan oficinas de varias empresas e instituciones desde hace mucho tiempo, una vez que realizamos la visita, pudimos observar el lobby, que en especial carecía de mantenimiento y requería de algunas mejoras. El techo del lobby se encontraba en mal estado, era metálico en forma de rejilla y se había deteriorado con el pasar de los años, que llagaba a  ser peligroso para los usuarios, su iluminación era bastante desactualizada, el piso se encontraba en estado regular, los colores de las paredes habían perdido tonalidad, y de esta forma decidimos darle un giro completo. 

El concepto de este proyecto fue principalmente, conservar la esencia del edificio, por lo tanto decidimos trabajar en torno a esto como punto de partida y adaptarnos a su arquitectura, brindándole modernidad. 

El espacio contaba con una doble altura piso – techo, donde procedimos a retirar todo el techo metálico, para cambiarlo por techo de gypsum liso para generar canales de luz indirecta en su periferia y brindar mayor armonía desde arriba, hacia abajo. Decidimos implementar el color azul como protagonista en este proyecto desde su techo, ya que el color azul le iba generar una sensación de calma y calidez al espacio, el tono azul que se utilizó también representa trabajo y seriedad, ya que considerábamos importante transmitir esta sensación en un edificio corporativo, especialmente de ejercicio jurídico. 

Nos gustó mucho arriesgarnos con este color, ya que quisimos conservar los paneles de madera que se encontraban a media altura de todo el contorno del lobby, los cuales decidimos restaurar y darles vida, además de esto, los paneles combinaban muy bien con el color azul.

La iluminación es muy importante en el espacio, adicional a los canales de luz indirecta, realizamos un diseño de iluminación nueva con luminarias puntuales y generales, y con mejor calidad de luz para que el ambiente gane mucha calidez y luminosidad. Para destacar el área de counter, sugerimos utilizar una lámpara grande y dorada para generar jerarquía y modernidad. 

Restauramos el piso de mármol, puliéndolo y devolviéndole el brillo del material natural, así como también, cubrimos una pared de paneles de madera, ya que habían cubierto el vidrio paneleado con un vinil negro y había perdido su personalidad. Igualmente, decidimos darle un toque moderno a la pared de ingreso con un acabado de duela de hormigón en su superficie.

Aplicamos toques de color dorado en ciertas áreas como, los asesores, cuadros y lámpara para generar suavidad y modernidad con ciertos elementos. 

Como complemento, pensamos que dar oportunidad a la naturaleza siempre es importante para espacios de este tipo, por eso, decidimos incorporar un jardín en medio de un pequeño balcón, donde se encontraban las gradas de emergencia, generando así un espacio más armónico y visualmente atractivo. 

Nos gustó mucho arriesgarnos con este color, ya que quisimos conservar los paneles de madera que se encontraban a media altura de todo el contorno del lobby, los cuales decidimos restaurar y darles vida, además de esto, los paneles combinaban muy bien con el color azul.

La iluminación es muy importante en el espacio, adicional a los canales de luz indirecta, realizamos un diseño de iluminación nueva con luminarias puntuales y generales, y con mejor calidad de luz para que el ambiente gane mucha calidez y luminosidad. Para destacar el área de counter, sugerimos utilizar una lámpara grande y dorada para generar jerarquía y modernidad.